lunes, 6 de junio de 2011

INMENSAMENTE RICO


“Pedid y se os dará” (Mateo 7:7)



             

             Todos los ávidos herederos habían abandonado ya la habitación cuando introdujo la mano bajo la almohada para asir, con dificultad, aquella pieza de coleccionista. Con las pocas fuerzas que le quedaban, se la acercó a los labios para susurrar su indignación.

             —¡Maldito embaucador! No me concediste más que un deseo, condenándome a él para siempre, sin posibilidad de enmienda. Yo quería gozar de la vida, sentirme libre, amar y ser amado. Quería encontrar un sentido a levantarme cada amanecer. Que… quería… ssss...

            El anciano relajó sus párpados al tiempo que la dorada lámpara de aceite se le escapaba de los dedos para caer junto a la sien.

            Un eco metálico, apenas audible, surgió de su interior:

            —¿Y por qué no dijiste “inmensamente feliz”?

            Nadie respondió.


17 comentarios:

  1. Ahora que ha explicado que hay que ser super-explícito, ¿dónde tengo que enviar la lista de personas que deseo que sean inmensamente felices? Lo más bonito que he leído hoy, bueno, yo no, la cría que llevo dentro todavía.

    ResponderEliminar
  2. Muy bonito, sí, inmensamente bonito.

    Abrazos, mil.

    ResponderEliminar
  3. Es fácil en un tiempo de la vida, creer que el dinero da la felicidad, tan fácil, como a medida que pasan los años dudar de si lo es el dinero o la salud.... Creo que la inmensa felicidad afortunadamente, está al alcance de tod@s, porque está en cada un@ de nosotros, creo que la inmensa felicidad, no tiene que ver con estar contento, sino con la capacidad de experimentar la vida en toda su dimensión.
    Besos inmensos

    ResponderEliminar
  4. Rosa (Van al aire)

    Hay que especificar exactamente lo que se desea, un pequeño matiz puede ser tu desgracia.El anciano no había leido muchos cuentos en su infancia.

    Pedro, bueno, muy bueno.

    Saludos desde el aire

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno Pedro!!
    Estuve a punto de hacer algo sobre esto el otro día, pero no me quedó fino, a ti sí!
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  6. La mayoría de personas que se encontraran con el genio elegirían la riqueza antes que la felicidad. Así de triste.
    Un abrazo, Pedro.

    ResponderEliminar
  7. Precioso tema para un micro con un giro final de maravillas.0
    Quizá el problema esté en que un sólo deseo sea una decisión demasiado grande para un ser humano. Sí, somos demasiado falibles para eso.
    Inmensamente FELIZ, que se nos grabe eso!

    Un abrazo, Pedro

    ResponderEliminar
  8. Magnífico, Pedro. Lo que aparenta ser una ironía del genio es una honda sabiduría. Me pregunto si el anciano llegó a advertir la que posiblemente fue la lección de su vida.

    Un abrazo muy animado tras la lectura.

    ResponderEliminar
  9. Y sin embargo, sí todos los deseos se vieran satisfechos en cuanto despiertan, ¿en qué ocuparían los homnbres su vida, cómo pasarían el tiempo? Imaginemos a esta raza transportada a una Utopía donde todo creciera espontáneamente y los pavos volaran asados, donde los amantes se encontraran sin más demora y supieran permanecer juntos sin mayor dificultad: en semejante lugar algunos hombres se morirían de aburrimiento o se ahorcarían, otros lucharían y se matarían entre ellos, y así crearían por sí mismos más sufrimiento del que la naturaleza les causa tal como es ahora.
    Arthur Schopenhauer.

    Como siempre tus micros me plantean muchas preguntas ¿qué es ser inmensamente feliz (metido entre comillas)?

    Saludos Rockeros.

    ResponderEliminar
  10. depropio, no te conozco de nada pero encantada de leer tu comentario :-). Te voy a dejar una cita del Gran Marco Aurelio:

    Elimina tu opinión y eliminarás la queja "Me han ofendido". Elimina la queja "Me han ofendido" y la ofensa ha desaparecido.

    Tengo muy bien forjada mi libertad como para poder expresar mi opinión, así que voy a ser más explícita con mis comentarios. Estoy totalmente segura que la intención de Pedro al escribir este micro ha sido la de decir que el dinero no trae la felicidad; pero yo considero que "las penas con pan son menos" como se dice en mi tierra :-) El ser humano no está capacitado para vivir en un estado continuo de felicidad plena porque nos volveríamos locos. Es mi opinión ni mejor ni peor que las demás.

    Bueno un saludo. Coco.

    ResponderEliminar
  11. Hay que ser conciso en lo que a deseos se refiere.

    Me gustó el cuentito.

    ResponderEliminar
  12. Montse: Creo que la lámpara maravillosa la llevamos todos dentro. Estoy intentando averiguar cómo se invoca al genio. Cuando lo sepa te lo cuento. Un abrazo.

    Lola: Inmensamente agradecido por tus palabras. Besos.

    Cristina: Estoy de acuerdo. La búsqueda de la felicidad nos sumerge de lleno en la dualidad. La aceptación de lo que somos, en toda nuestra magnitud, trascendería esa polaridad feliz-infeliz para siempre. Besos.

    Rosa: Ser rico y ser feliz no es lo mismo, aunque esta sociedad de hiperconsumo nos lo quiera vender como sinónimo. Un abrazo desde la tierra.

    Sucede: Sincronicidades de la vida. Te agradezco el comentario. Un abrazo.

    Torcuato: Lo más triste es pensar que deseando la segunda, pedirían la primera. Así nos va. Un abrazo.

    Patricia: Si tuviésemos claras nuestras prioridades, con un solo deseo bastaría. Un beso transatlántico.

    Esther: No se yo si aprendió. Habrá que esperar a su reencarnación. Un beso.

    Coco: "Inmensamente feliz" va entre comillas porque hace alusión al deseo que el viejo pidió de manera literal "inmensamente rico", al que hace referencia el título. Para cada uno significa una cosa diferente.

    El mensaje que quiero transmitir no es que el dinero no de la felicidad, sino que el dinero no es sinónimo de felicidad. Para quien no disfruta de las necesidades básicas, disponer de dinero va a incrementar notablemente su grado de felicidad, qué duda cabe.

    Un abrazo.

    Depropio: Inmensamente estúpido es lo que demostró ser el protagonista por caer en la confusión que le he descrito a Rosa. Bienvenido y un abrazo.

    Ángeles: Claro que sí, que luego pasa lo que pasa. Me alegra tenerte por aquí. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Ser 1; Tener 0. Sigue el partido.
    Abrazos fuertes,
    PABLO GONZ

    ResponderEliminar
  14. Veo que ya está dicho todo, solo decirte que me ha gustado mucho el planteamiento y la resolución del micro. Mucho.

    Abrazos,

    ResponderEliminar
  15. Está claro que hay que pedir muy bien, y elegir "inmensamente feliz" abarca todo, con haber pedido eso habría bastado.

    ResponderEliminar
  16. Pablo: Yo ya he escogido mi favorito. Confío en su victoria. Abrazos.

    Esperanza: Gracias por pasarte y dejar tu huella. Un abrazo.

    Manu: Esa es la idea. Veo que lo tienes tan claro como yo. Un abrazo.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...